La Cámara Uruguaya de Turismo fue invitada por la Comisión de Turismo de la Cámara de Representantes, a una reunión que tuvo lugar el miércoles 12 de junio en horas de la tarde.

La delegación de la CAMTUR estuvo integrada por el presidente, Cr. Juan Martínez Escrich; Fernando Cambón, vicepresidente; Marina Cantera, secretaria general; Dr. Julio Facal, asesor jurídico; Gabriel Andrade, director ejecutivo y Francisco Rodríguez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay.

La Comisión de Turismo sesionó bajo la presidencia del diputado Andrés Carrasco con los representantes nacionales, Claudia de los Santos, Federico Casaretto, Constante Mendiondo y Ramón Inzaurralde. En secretaría actuó María Elena Morán.

Se destacó el trabajo constante de la Cámara, como gremial representativa de un sector dinámico como el turístico, que exige impulsar distintas herramientas de desarrollo y un diálogo fluido en pro del compromiso con los desafíos actuales.

Las autoridades de la CAMTUR expusieron ante los Representantes Nacionales las dificultades que atraviesa el sector turístico y presentaron modificaciones a diferentes proyectos de ley.

El presidente Martínez expresó que si bien se presentaron borradores de proyectos de ley, “no hemos tenido respuesta, ni un llamado de ustedes para trabajar sobre el tema. La gran preocupación que tenemos es el poco avance que han tenido nuestros planteos; algunos han quedado muy relegados en el tiempo. Los hechos que hemos denunciado siguen creciendo en el mundo y en el mercado local. Temas que parecían incipientes hoy son importantes. Es hora de atacarlos y legislar”.

Uno de los temas candentes planteados ante la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, fue la falta de atención legislativa a la regulación de los alquileres turísticos, cuando hay un proyecto de ley presentado por la gremial, que no ha avanzado. “Algunas plataformas digitales han sido reguladas, pero no las turísticas; no entendemos por qué se regula Spotify, Netflix, Uber y no AirBnb”, enfatizó el titular de la Cámara. “El informalismo ha tomado gran protagonismo en la actividad -no solo en el alojamiento, sino en todas las actividades; por ejemplo en el alquiler de autos- y eso preocupa porque es el impuesto más caro que pagamos”.

Al respecto de AirBnb, el abogado el Dr. Facal, asesor jurídico de la Cámara e impulsor del proyecto de ley de vivienda turística, remarcó la necesidad de “ver a la vivienda turística como un producto turístico y que se tenga en cuenta que quien tiene una propiedad destinada a turistas -ya sea en forma habitual y profesional, o en forma temporal- está jugando, en cierta medida, con la calidad del destino. Por eso, al Estado le debe importar dónde se alojan los turistas”. Por su parte, el presidente de AHRU entregó a los legisladores las pautas de la reforma acordada en el 2º Congreso Mundial de Hoteleros, que tuvo lugar en mayo en Barcelona, donde representó a la gremial local.